• La Biblinera

El cielo de tus días

CON LOS OJOS DE ESTHER... Greta Alonso (2020)


Un mechón de pelo y una nota que dice «Esta era ella. Este, su pelo. Yo, su asesino» Así arranca "El cielo de tus días", la historia que esta semana nos trae nuestra colaboradora Esther.


La aparición del mechón de pelo provoca la reapertura del «caso Alicia», una joven asesinada hace 15 años en un monte de Cantabria. Nos situamos en Bilbao, donde los inspectores Alex Brul y Natalia Herreros investigan el caso reabierto. A pesar de que el comienzo es potente, durante el primer tercio de la historia, Greta Alonso se va a centrar más en que conozcamos a los personajes, fundamentalmente a Álex y Natalia y por supuesto, Alicia.


Alex estudió arquitectura, pero acabó siendo policía. Mantuvo una relación con Alicia, pero éste comenzó a ver cosas que no le gustaban y acabó dejándola. Es entonces cuando, al poco tiempo, desapareció y encontraron restos con su ADN. Este hecho podría confirmar una terrible sospecha: ¿Y si el autor del crimen no fuera el hombre encarcelado por ello hace más de una década?


Natalia es una inspectora de lo más tenaz y valorada y tiene ganas de mejorar en su futuro laboral, por ello cuando recibe una oferta para irse a Madrid para impartir unos cursos y trabajar allí, no se lo piensa dos veces y a pesar de que mantiene una relación con Tomás, no dudará en dejarlo para alcanzar lo que desea, además, su relación lleva tiempo muerta.


Y Alicia era una chica de 17 años, muy inteligente y con ganas de comerse el mundo, sus padres eran alcohólicos y la trataban mal, así que aprovechó su belleza para meterse en el mundo de las modelos para ganar dinero y poder labrarse su futuro.


El cielo de tus días de Greta Alonso es una historia que engancha y que tiene un final redondo. Es una historia que te mantiene en vilo hasta el final y que gira hacia un entramado que no tiene prácticamente que ver con el comienzo lo que la hace especialmente genuina.


Esta semana Esther nos descubre a Greta Alonso y el enigma de la "escritora fantasma": ¿Qué hay detrás de esta extraña moda editorial? Greta Alonso es el pseudónimo de una ingeniera del norte de España, Confiesa su existencia real pero prefiere mantenerse al margen por cuestiones personales, ya que hace unos años sufrió un episodio de estrés y de esta forma puede seguir con su vida normal sin exponerse a la vida pública.

A pesar de no conocer su rostro la autora nos engancha con esta historia, bien contada con intriga desde el primer momento y unos personajes que nos mantienen en vilo durante todo el libro.

Pero... ¿que es un escritor fantasma? En el mundo literario un escritor fantasma (en inglés ghostwriter) es una persona que escribe libros de forma anónima para que otros los firmen como propios o escritores, como es el caso de Greta que por motivos personales deciden ocultar su identidad.

Los escritores fantasma no son un fenómeno moderno. Se cree que muchos escritores antiguos y clásicos ya los utilizaban. De hecho, en francés, la acepción para referirse a un ghostwriter es écrivain fantôme o nègre litteraire (negro literario, en el idioma original), que actualmente la corrección política lo llevó a prête-plume (pluma lista).

Se sabe, por ejemplo, que muchos escritores como Alexandre Dumas tenían escritores fantasmas.

Pero... ¿En qué consiste escribir como un escritor fantasma? En realidad, no es tan sencillo como sentarse a escribir. El escritor fantasma debe meterse de lleno en la piel de la persona que escribe. Tiene que prestar atención en la forma en que se comunica, cómo se expresa, qué muletillas tiene. Si es alguien que ya ha escrito libros, tiene que copiar el estilo literario.

Como cada encargo puede ser para diferentes clientes, el ghostwriter tiene que desarrollar la suficiente versatilidad como para producir textos a la medida de cada uno de ellos. (Blog Mentes liberadas)


Además de todos los ingredientes que incluye esta historia trepidante, Greta nos hace reflexionar sobre cómo la rutina nos hace olvidar quienes somos y qué es lo que realmente buscamos en la vida.

"Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina.. es mortal” (Paulo Coelho)

Por otra parte, Greta nos hace pensar en la relación tan estrecha que existe entre maltrato infantil y violencia adulta. Según la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente: "Hay una transmisión de violencia a través de las generaciones.

Esta transmisión puede ser fundamentalmente transmisión de agujeros representacionales, en tanto, como afirma S. Tisseron, cuando en una generación algo no es hablado (por vergüenza, angustia, temor, etc.), quedando como lo indecible, pasará a la generación siguiente como innombrable y a la tercera, como impensable. Es decir, este tipo de transmisión crea en el niño zonas de silencio representacional, dificultando el pensamiento.

Hay una memoria de marcas corporales, de agujeros, memoria en la que lo que se hace es “desaguar” recuerdos, memoria del terror que insiste sin palabras, sin posibilidades de ser metabolizadas… marcas de golpes, de momentos de pánico, de silencios colmados de angustia y vergüenza, de alertas. Lo que no pudo ser ligado, metabolizado, “digerido”, pasa en su forma “bruta” a los hijos y a los hijos de los hijos. Así, las angustias primarias, los terrores sin nombre, los estados de depresión profunda y de pánico, se transmiten como agujeros, vacíos, marcas de lo no tramitado. Tienen el efecto de golpes sorpresivos, frente a los que no hay alerta posible.También hay una transmisión de modos vinculares violentos, que generan perturbaciones en las interacciones familiares. Hay recuerdos traumáticos abolidos de la memoria por una generación y expulsados hacia la generación siguiente. Recuerdos que retornan de diferentes modos y cuya repetición obtura caminos creativos". Por consiguiente, hay que cuidar meticulosamente el tratamiento de los niños maltratados para que no desemboquen en adultos violentos. Merece la pena leer con detenimiento el artículo completo: Las marcas de la violencia, los efectos del maltrato en la estructuración subjetiva (SEPYPNA)


Como siempre, Esther nos trae una historia, que además de sumergirnos en aventuras y misterios, nos hace reflexionar sobre los aspectos de la vida que realmente importan y además, aprender mucho de cada libro, de su autor y sus mensajes encubiertos.

“No estar muerto no es estar vivo” (E.E. Cummings)
Y a finales de semana, más... (pero no mejor)

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo