• La Biblinera

el día que me calle...

CON LOS OJOS DE ESTHER... ME SALEN SUBTÍTULOS (Anabel García, 2019)


"Si te gustan las historias pastelosas, olvídalo, esta no es para ti. Si, por el contrario, te van las emociones fuertes, con protagonistas guerreras, no lo dudes, porque esta novela hará tus delicias, con sus amoríos y desamoríos, su ironía, su humor a raudales y, sobre todo, con la historia de amor más bonita del mundo..."


"El día que me calle me salen subtítulos" de Anabel García, es la apuesta que nos trae esta semana, nuestra colaboradora Esther. Así que, sino estamos enamorados, es hora de enamorarse... y si lo estamos, ¿a qué esperamos para enamorarnos más?

(Beso por el que fue cancelada la serie turca "Inadina Ask", el argumento de esta serie le recuerda a la trama del libro que nos trae hoy Esther, a la Sra. Concha, ella me ha pedido que lo incluya en esta entrada del blog)


El libro, que nos recomienda hoy Esther, es la historia clásica de cualquier novela romántica, pero escrita de manera original. Es divertida, a la vez que profunda y está cargada de acción y realismo, por lo que la hace realmente adictiva. Esta novela está escrita en primera persona y narrada por nuestra protagonista principal femenina, Zoe:

"Mi vida era perfecta hasta que ese mendrugo con cara de seductor forajido irrumpió en ella. Todo empezó aquella maldita noche en la que él se coló en mi playa privada de Los Ángeles. En ese momento comenzó mi fatal descenso hacia los abismos de la locura, pero haré cuanto esté en mi mano para recuperar la perfección. ¡Como que me llamo Zoe O’Connor!

Él se cree un filósofo de la universidad de la vida, pero en realidad no es más que un terrorista del arcoíris que practica el «aquí te pillo, aquí te mancillo» sin filtros. ¡Pobre diablo! Ni se imagina que se ha estrellado contra La Temible Mujer de Hielo. ¡Que se prepare para la guerra!"


Se trata de un libro medianamente extenso, ya que tiene algo más de unas cuatrocientas páginas, y además las letras son de un tamaño pequeñito, pero esto no influye en absoluto en su lectura. Pues esta historia está escrita con una determinación increíble, que nos atrapa entre sus páginas desde que Zoe se encuentra con Irion en esa playa desierta. Lo que hace que, la historia sea completamente adictiva y sus páginas sean devoradas por el lector. (blog Entre Metáforas)


Su autora, Anabel Garcia, es una escritora española que ha logrado convertirse en muy poco tiempo en una de las autoras más populares dentro del género romántico-cómico-erótico.

Anabel nació en 1981 en Cáceres, pero desde muy pequeña vivió en Navalmoral de la Mata. A los dieciocho años se trasladó a Madrid, donde estudió la carrera de Turismo y después la de Administración de Empresas.

Tras varios años trabajando en la cadena hotelera Paradores Nacionales de Turismo, montó su propio restaurante en el centro de Madrid, hasta que decidió dejarlo todo y embarcarse en esta loca aventura literaria, ya que, desde pequeñita, esa había sido su gran pasión.

Su carácter intrépido y activo la llevó a conseguirlo, y en la actualidad ha publicado varias novelas eróticas de indiscutible éxito, que han llegado a ser bestsellers y todavía hoy se mantienen en los primeros puestos de ventas: la trilogía «Solo tuya» (2015), la bilogía «Rambhá» (2016), la bilogía «Catarsis» (2017 y 2018), La mirada de Cleopatra (2017), Tacones y mazmorras (2020), y sus novelas publicadas con Esencia, de las que se han vendido varias ediciones: Esta princesa ya no quiere tanto cuento (2018), El día que me calle me salen subtítulos (2019) y ¡A la mierda el príncipe azul! Yo quiero un lobo que me coma mejor (2020).

Actualmente reside en Madrid, junto con su marido y sus dos hijos, mientras escribe para deleitar a sus lectoras. Si por algo se caracteriza la autora es por dotar de grandes dosis de humor a sus historias y por reivindicar en todas ellas protagonistas femeninas muy fuertes y con mucho carácter.


La pluma de Anabel es tan profunda y fascinante que consigue sorprendernos constantemente con una historia cargada de amor, pero también de secretos y mucha acción que no permitirá que bajemos la guardia ni que la lectura sea monótona. (blog Entre Metáforas)


En este libro la autora nos habla de las diferencias sociales, el clasismo... no todo en esta vida puede ser apariencia, los coches , las casas... El dinero no hace mejor o peor a las personas. El dinero no puede comprar salud ni felicidad: ¿Puede alguien que lo tiene todo (Zoe), necesitar a alguien que no tiene nada (Irion)?


También nos hace reflexionar acerca de temas tan delicados como: el maltrato infantil, en el personaje de Irion y de cómo le pasa factura en la vida adulta; o de las carencias afectivas en la figura paterna ausente, que desencadena odio hacia todo lo masculino, y que se muestra en el personaje de Caroline.


Aunque es una novela romántica-erótica, nos deja mensajes tan importantes para la vida, como:

· La meditación es la medicina del alma.

· La realidad cambia mucho dependiendo de quién te la cuente.

· No se valoran las cosas hasta que se pierden.

· En la vida como en la guerra una retirada a tiempo es una victoria.

· Por cada día de risa, se vive un día más.

· No hay amor más grande que el sacrificio propio por el bien de la persona que amas.


Y sobre todo lo más importante, la vida hay que vivirla con sus cosas positivas y negativas: el dolor y la felicidad, porque no existe una cosa sin la otra, porque hay que aprender a saborear la sencillez de lo cotidiano. Sólo entonces podrás ser feliz. Debes dejar que la vida te vaya atrapando entre su dulzura y su amargura, hasta que llegas al final y te preguntas: ¿Ha merecido realmente la pena?

“Aprender a saborear la sencillez de lo cotidiano” (Esther González, 2021)
¿Y la semana que viene? Más, pero no mejor... Salud y suerte!

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo