• La Biblinera

Esta noche no vas a dormir...

CON LOS OJOS DE ESTHER"...de sangre cubana y un amor casi carnal por el arte" (Armando Prieto, 2015)


(Fotografía de la galería de imágenes de Can Yaman (1989), actor turco de moda)


"El perfume marca la diferencia. Conoces a una mujer guapísima, sensual, disponible. Te acercas, mueves el aire junto a ella, quizás incluso la besas. Pero ahí termina todo: falla el perfume. No es desagradable ni demasiado fuerte, simplemente falla. Como una nota fuera de lugar en un acorde, el de dos cuerpos, que requiere, sobre todo, armonía. También puede suceder lo contrario. A esta mujer, cuando la conocí, ni siquiera la miré dos veces. Luego se acercó a presentarse. Y olí su perfume. Yo no soy un tipo que se pierde en una presentación. Está en mi cama, los brazos y las piernas separados, atada por los tobillos a las patas de la cama y por las muñecas al cabecero. Yo mismo tallé este cabecero, de una hermosa madera maciza: dos mujeres desnudas esculpidas a los lados, con poses provocativas, representan la Templanza y la Castidad… En mi interpretación personal, por supuesto. En torno a la cintura de las diosas, he atado las cintas de seda roja que sujetan las muñecas de la mujer tumbada debajo de mí. –Para, por favor… –gime.


No respondo. Estoy trabajando con pincel, un pincel medio mojado en una mezcla de aceites aromáticos: jazmín, pachulí y salvia, de poder afrodisíaco garantizado. He comenzado por los puntos más sensibles del cuello y, luego, he ido descendiendo hacia los pechos, alrededor de los pezones, las caderas, el ombligo… Al llegar al vientre, el aceite se ha mezclado con el olor de su piel. El perfume, la tensión de sus miembros aprisionados, la dulce tortura del pincel. Pinto su placer con pinceladas breves, haciéndola enloquecer: se revuelve, eleva las caderas, sus brazos tensan las cuerdas. Pero los nudos que yo hago no se sueltan. Aumento la velocidad con hábiles golpes de muñeca, la oigo jadear, luego se viene con un grito, el cuerpo arqueado, los dedos de los pies contraídos. Alargo una mano hacia la mesita de noche, agarro la botella de ron y tomo un sorbo, luego pego mis labios a los suyos, me tumbo sobre ella haciéndole sentir el calor del licor y de mi cuerpo. Una mujer deseada es como una hoja en blanco: infunde el mismo temor, promete el mismo placer. Hay que descubrirla y, luego, ganarla ". (Fragmento de "Todas las veces que quieras", 2015)


Es jueves... y Esther nos invita a leer una "novela erótica para mujeres escrita por un hombre", el escritor Armando Prieto, cubano, que podría bien ser el protagonista de esta historia clásica del género erótico. Armando Prieto Pérez nace en La Habana, donde estudia en la Academia de Bellas Artes y trabaja como artista y director de cine. A los veinticuatro años se traslada a Italia y se mantiene trabajando como modelo, camarero, vigilante de discoteca y publicista. Hoy trabaja como artista figurativo y consultor holístico. Esta es su primera novela.


"Todas las veces que quieras" es una historia de erotismo arrollador, que desvela a las mujeres lo que todo hombre querría ocultarles, dentro y fuera de la cama: también los hombres se enamoran y, con el corazón... Pero claro, el sexo es lo único que no tiene límites…

Luis, el protagonista de esta novela, es un seductor instintivo, de los que carecen de reglas e inhibiciones; por eso, ninguna mujer se le resiste, y sus conquistas terminan puntualmente en el taller de Navigli en el que pinta. Sobre sexo, cree saber incluso más de lo que necesita, al menos, hasta que conoce a la propietaria de una tiendecita de vinilos en la que el tiempo parece haberse detenido, quien, sin pedirle permiso, pasa de ser su enemiga jurada a ser su obsesión. Todo por culpa de un hurón. Pues sí, porque, cuando la graciosa mascota comienza a sobrar en casa de ella, una noche de primavera en la que Milán parece mágica, Luis se transforma en el Príncipe Azul: se ocupará de Lucky, pero, a cambio, ella tendrá que posar para él una tarde a la semana, durante seis semanas. Un contrato auténtico, del que Luis perderá pronto el control, arrebatado por una pasión que lo llevará, en el juego del placer, más lejos de lo que nunca ha llegado.


Nuestra colaboradora Esther, con esta novela y con la imagen de cabecera de esta entrada del Blog de La Biblinera, nos invita a reflexionar, sobre un fenómeno en las mujeres de hoy día que no deja de sorprendernos...


"¿Por qué tienen tanto éxito hoy día las novelas turcas? o ¿por qué siguen siendo bestsellers, novelas como la que hoy os traemos?

Para intentar responder a la primera pregunta. ¿Por qué tienen tanto éxito las telenovelas turcas?, Esther nos trae la explicación que desde la Psicología nos ofrece el psicólogo y psicopedagogo Jorge López :

"Desde el punto de la psicología social sólo hay tres variables, trucos, que fundamentan su éxito", explica el psicólogo y psicopedagogo Jorge López. Estos trucos provocan que el telespectador pueda empatizar rápidamente con lo que está viendo y, por eso, logran incluirnos dentro de la ficción de forma rauda.

El primer truco es la belleza de los personajes. "Están teniendo un calado social muy importante, porque tienen una imagen muy europea". El segundo truco es el cuidado de los escenarios. Las superproducciones no dejan nada al azar. Sus escenarios aportan frescura y aire nuevo. Además de la belleza y el exotismo de ciudades como Estambul, a las que el público en general no está acostumbrado. Y el tercer truco son las tramas. Aunque es cierto que son conservadoras, como la sociedad general en Turquía, el psicólogo apunta que son temáticas con las que la gente logra empatizar, tienen que posicionarse y formar parte de ellas. Jorge López también señala que hay otros factores que se incluyen dentro del éxito en los últimos tiempos de estas series. El hecho de que ahora pasemos más tiempo en casa nos puede hacer probar con la televisión e incluso volver a ella. También los grandes anuncios que preceden a estas producciones, como por ejemplo: "La serie que se ha convertido en todo un fenómeno mundial". (Los trucos de las series turcas, EL ESPAÑOL).

Lo cierto es que parece que hemos retrocedido a la época en las que todos estábamos enganchados y disfrutábamos con las telenovelas latinoamericanas. Pero... ¿Y la literatura erótica, como el libro que nos trae hoy Esther?

La novela erótica no es algo que acabe de surgir, sino que es un género literario ya consumido desde hace bastante tiempo, sólo que antes estaba "disfrazado" por el término "novela rosa". La novela rosa es un género de lectura romántica, de variedad de relato, en la cual se narran historias sobre dos enamorados que luchan por sacar su amor adelante, esquivando los obstáculos que se les presentan.

Este género abarca desde historias puramente románticas y puritanas para aquellas personas más conservadoras, hasta relatos picantes y morbosos dignos de cualquier obra pornográfica. ¿Por qué entonces denominarla de forma distinta? Porque la palabra “erótica” vende mucho más que “rosa”, pues asociamos esta última a algo que leería nuestra madre antes de irse a dormir.

En marketing y publicidad, las palabras son clave y “erótica” aparte de llamar más la atención, dota al producto de un aura prohibida y morbosa que hace atraer a las masas.

No obstante, leer novelas eróticas tiene sus beneficios:

Fomenta la imaginación. Como cualquier lectura, hacemos trabajar a nuestro cerebro, recreando visualmente las escenas en nuestra cabeza. De esta forma, seguimos manteniendo activa nuestra capacidad imaginativa, favoreciendo un “ejercitamiento” cerebral.

Entretenimiento y cultura. Como cualquier actividad de ocio, nos ayuda a entretenernos, alejándonos de otras que no son tan beneficiosas para nosotros y, al mismo tiempo, hace que no perdamos ortografía y gramática (cosa que otros medios como los chats del teléfono móvil y el ordenador sí provocan).

Liberación y ruptura de tabús. Para las mujeres supone una liberación sexual que hasta ahora había sido complicada. La mujer puede vivir su sexualidad de una forma abierta, sentirse con los mismos derechos a sentirse seductora y sexual que los hombres y no sentirse avergonzada por ello. Además, contribuyen a que se pierda esa vergüenza todavía en nuestra sociedad a hablar de sexo, cuando es algo natural.

Masturbación. Este tipo de lectura, aparte de que educa remarcando lo sano que es hacerlo, también la fomenta. Sobre todo para las mujeres puede traer muchísimos beneficios como: eliminación de dolores menstruales, ejercitación de los músculos pélvicos, prevención de la diabetes tipo 2 y de infecciones,… Y no sólo eso, sino que tanto a hombres como a mujeres nos ayuda a dormir mejor, conocer más nuestro cuerpo para luego disfrutar más con nuestra pareja, nos hace sentir mejor con nosotros mismos, reduce el estrés,…

Revitalizar la pareja. Los libros eróticos fomentan el deseo sexual y esto puede beneficiar claramente a las parejas. También al leer se pueden descubrir prácticas nuevas que ayudan a romper con la monotonía (siempre desde una seguridad, por supuesto). (Serendipia Psicología)

“Después de leer todo esto, ¿te animas a introducirte en el mundo de la novela erótica?
Buen fin de semana y... que disfrutéis de "lo prohibido"...

52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo