• La Biblinera

"Si crees en los sueños ellos se crearán"

Con Los ojos de Esther

¡Hola amigos/as! Esta semana Esther nos trae un libro que nos llegará al alma y nos encogerá el corazón:

"El mundo amarillo" (2008) del escritor Albert Espinosa.


"Yo quiero ser amarillo, rodearme de gente amarilla y vivir en un mundo amarillo, del mismo color del sol".

Quiero ser como Albert Espinosa, valiente, optimista, alegre, luchador. Con un sentido del humor a prueba de bombas y una simpatía arrolladora, a pesar de haberle echado un pulso a una de las peores enfermedades de nuestro tiempo. Una persona que crece ante las adversidades y sabe extraer lo positivo que hay en ellas.


Albert Espinosa es mucho más que un superviviente. Tras superar en varias ocasiones el cáncer, todavía le quedan energías para enseñarnos lo que aprendió de su experiencia de vida, de la que salió reforzado, y convencido de que "morir no es triste, lo triste es no vivir".


NO es un libro de autoayuda, pero sin duda alguna, AYUDA.


Este libro ayuda a darnos cuenta de lo que realmente importa, a soportar de la mejor forma los malos momentos que seguro llegarán, a armarnos de trucos frescos e ingeniosos para engañar al miedo y al dolor. Hasta 23 lecciones que aprender para usarlas como herramientas para situaciones difíciles, pero también en la vida diaria.


"El mundo esta lleno de personas amarillas. Gente que irrumpe en nuestra vida y con la que enseguida conectamos, que nos ayudan a progresar, que conspiran a nuestro favor. Juntos forman un mundo mas cálido y amable, mejor para vivir. Son los Amarillos". Suelen estar entre los amigos y el amor y "se trata de gente que te marca, que te encuentras en cualquier sitio de repente o conocidos con los que resulta que conectas de una forma especial". Son "esa gente que cambia tu vida (mucho o poco) y que quizá vuelvas o no vuelvas a ver" (Albert Espinosa, 2008).


El mundo amarillo lo creamos nosotros mismos y lo habitamos con las personas amarillas que nos vamos encontrando. Es un mundo donde gobierna la amistad y el amor y la moneda de cambio es la caricia, el cariño y el abrazo.


Yo quiero ser como Albert Espinosa. Yo quiero ser amarillo.

(Fantástica reseña de Rob Sponge, del blog TRABALIBROS)


(Una curiosidad: Albert Espinosa cuenta que pensó en el color amarillo para el título de su libro por tratarse del color del sol, símbolo de energía y luminosidad)

Y la próxima semana, Esther nos presenta a "Las siete hermanas" de Lucinda Riley... ¡No os lo perdáis!

46 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo